Un día mi madre me llamó. Me dijo: “¿Quieres que te enseñe algo nuevo? Te voy a explicar que significan los números en los plásticos y cómo puede ayudar a la gente con autismo”. Entonces yo pensé: “¿Desde cuándo los plásticos tienen números?”

 

Resulta que mi madre se estaba leyendo un libro de Rosa López Mónis, La Dieta Bioalcalina. En la página 115-116 aprendimos lo siguiente:

 

Los únicos plásticos seguros para almacenar alimentos, agua y otros líquidos son:

Número Siglas en español Siglas en inglés
2 PEAB HDPE o PE-HD
4 PEBD LDPE o PE-LD
5 PP PP

 

¿Y dónde exactamente están esos números?

Normalmente se encuentran en el fondo o debajo de la botella, tupper, vaso, bol o plato. A veces no se ve muy bien y hay que mirarlo a trasluz. Suele haber un triangulito con 3 flechas. A veces hay el número, a veces sus correspondientes letras, o ambas cosas.

 

Y… ¡cuál fue nuestra sorpresa! Fuimos a la cocina y lo miramos todo:

  • Todos los envases de plásticos como botellas era PET (1).
  • Muchos tupper de cocina no ponía nada. Si no pone nada, deducimos que es “malo”. Seguramente son PET (1).
  • Vasijas, vasos y platos de plástico … eran casi todos 1 y 12. Lo más sorprendente es que muchas de estas cosas son para bebés y niños pequeños, casi todos contiene PET (1).

 

Lo tiramos todo. ¿Por qué?:

  • Compramos lo mismo, pero en cristal.
  • Si compramos algo de plásticos, prestamos mucha atención que fueran libres de BPA y otros tóxicos.
  • No más jarras de plástico, ahora tenemos dos muy bonitas de cristal.

Mi madre pasó horas buscando cosas por internet en tiendas especiales. Dice que se ha gastado una “pasta” en renovar menaje de cocina. Los plásticos PET (1) contienen tóxicos, como el antimonio. Si se usan una sola vez, no debería de pasar nada, pero es mejor evitarlo.

 

Los tóxicos afectan mucho a las personas con autismo, especialmente niños. Se les “cuela” en la sangre. Si van a la sangre también van al cerebro. Entonces es lo que llamamos neurotoxinas y provoca que los síntomas del autismo sean peores. Hacen que sea más difícil su recuperación.

 

Así que mi recomendación para hoy es:

  • Revisar y tirar los plásticos “malos”.
  • Usar más cristal y menos plástico.
  • Gastarse el dinero en plásticos como 2, 4 o 5 y libres de BPA.

 

 

Gracias por leernos y espero que os haya gustado.

Elisabeth P.

[PD: Gracias mamá por ayudarme a escribirlo.]